Google
la Web Humanidad Sostenible

Estrategias ambientales: de las 3 R a las 10 R

sábado, 5 de septiembre de 2009

Hoy quiero recomendarles un libro de Walter Pardavé Livia llamado "Estrategias ambientales: de las 3R a las 10R", publicado por ECOE Ediciones.

Hasta hace algún tiempo se consideraba que la máxima expresión de sostenibilidad era practicar las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Sin embargo, este autor nos demuestra que no es suficiente, que es necesario agregar otras R.

De acuerdo al autor para que la gestión ambiental de una empresa sea verdaderamente sostenible, es necesario aplicar 10R, las cuales en su orden son:
  • Reordenar
  • Reformular
  • Reducir
  • Reutilizar
  • Refabricar
  • Reciclar
  • Revalorizar energéticamente
  • Rediseñar
  • Recompensar
  • Renovar
A continuación hago una breve descripción de estas en su orden de aplicación:

Reordenar: Tanto productores, distribuidores y consumidores son responsables de los daños causados al ambiente, lo que equivale adoptar el principio "el que contamina paga", a través del cual se deben introducir los costos medioambientales dentro de los costos de producción.

Reformular: Es necesario intensificar los estudios de factibilidad que permitan reformular los productos de modo que se empleen atributos como reciclabilidiad y biodegradabilidad, entre otros, con lo objetivos de protección del medio ambiente.

Reducir: Una alternativa que favorecerá la calidad de vida de los seres humanos, es la de reducir el uso y consumo de materias primas y energía, recurriendo a fuentes renovables y minimizando los residuos durante el ciclo de vida de los productos.

Reutilizar: El reutilizar los productos y sus envases, empaques y/o embalajes es una muestra de la vía compatible de la protección de la naturaleza, puesto que impide que se consuman materias primas y energía vírgenes para fabricar nuevos productos

Refabricar: Los procesos de desmonte, inspección, reabastacimiento, remontaje y ensayo final, pueden hacer procesos y/o productos más útiles y menos contaminantes, como un claro indicativo de que el refabricar es una manera de de buscar procedimientos de menor impacto.

Reciclar: En la actualidad, la obtención de materias primas derivadas del producto final ya utilizado, representa una fuente importante que puede ser renovada para muchos productos indefinidamente, el reciclar depende principalmente de tres factores: el valor del material como residuos, el costo del proceso de reciclaje y la aplicabilidad de la materia prima obtenida.

Revalorizar energéticamente: La aplicación de este concepto en los procesos, productos y los residuos, es una alternativa para no perder de vista, en función de las desventajas de los recursos energéticos no renovables, a modo de ejemplo, los residuos plásticos presentan valor calórico intrínseco más altos que otros tipo de residuos.

Rediseñar: Partiendo de la premisa de que "es mejor prevenir que curar", se deben rediseñar los productos, equipos y procesos, incorporando sistemas que eleven la eficiencia ambiental, imitando a los ecosistemas para que los productos finales se conviertan en el eslabón siguiente de la cadena.

Recompensar: La organizaciones ya adoptan diferentes tipos de incentivos: económicos y de reconocimiento (casos como los que emplean Golden Carrots, Energy Star, Green Lights, entre otros), Recompensar a la innovación relacionada con acciones medioambientales, a modo de ejemplo: impuestos a los que provocan contaminación para que sea costoso usarla. No a subvenciones para actividades de consumo excesivo de recursos naturales, excención de impuestos para adopción de tecnologías limpias y equipos de control, financiación de proyectos que reduzcan impactos ambientales, etc.

Renovar: También debemos renovar apoyados por las prácticas actuales para que no reflejen una mentalidad lineal, apoyada en que la naturaleza no es un pozo con fondo ilimitado de recursos, a una mentalidad circular buscando ciclos en nuestros circuitos productivos y en nuestros circuitos de vida.

la información anterior corresponde al preámbulo del libro, el cual dedica un capítulo a cada R con ejemplos y bibliografía. Este libro es interesante, dado que corresponde a un cambio de paradigma, dado que en un futuro no muy lejano, no será suficiente con ponerse al día en normas regulatorias y en rutinas de de descontaminación, sino que habrá que adelantarse a los problemas ambientales, aplicando alternativas innovadoras.

En este sentido, la aplicación de estas acciones en las industrias y en nuestra vida cotidiana, nos encaminará en la ruta para convertirnos en una Humanidad Sostenible.

4 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en el último mes

Entradas populares

TÉRMINOS LEGALES

Creative Commons License
Humanidad Sostenible está bajo una licencia de Creative Commons.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP