Buscar en Humanidad sostenible

Repensando la sostenibilidad. Más allá del concepto

jueves, 7 de junio de 2012

Desde hace poco más de una semana, he reflexionado sobre el tema de la sostenibilidad y veo con tristeza que realmente estamos desenfocados, que no estamos entendiendo por donde es el camino. Y bueno, hoy llegué a una conclusión. No existe la sostenibilidad ambiental, existe la sostenibilidad. No existe la responsabilidad social, existe la responsabilidad. No existe el cuidado ambiental, existe el cuidado hacia el otro (llámese árbol, perro, león, hermano, papá, amigo, etc, o uno mismo).

Todo comenzó....

Voy a contar algunos sucesos aparentemente sin relación alguna

  • Hace unos días sucedió una tragedia en Colombia, más específicamente en Bogotá. Una mujer fue asesinada salvajemente. Los noticieros llevan 15 días hablando del tema, a las 7:00 AM, a las 12:00 M, a las 7:00 PM y a las 10:00 PM. Por este mismo tiempo, una noticia voló por el mundo, un chico mató a otro chico también de manera salvaje y era buscado por toda Europa

  • Pero en su preocupación por el rating ningún periodista ha mencionado que los padres deben hablar con sus hijos sobre estos temas, sobre que piensan, cómo se sienten.Y bueno, después de la rimbombante noticia, la presentadora con una sonrisa cuenta cómo la está pasando el artista del momento. 

  • Hoy, en una noticia deportiva, hablaban de que un equipo de futbol, estaba trabajando a puerta cerrada porque no querían que supieran su alineación, pero el noticiero contó como por entre una rendija pudieron ver algo del entrenamiento y sacaron algunas deducciones. Y lo más... no se como llamarlo...Tal vez, descarado, es que aquellos que lograron invadir la privacidad de una situación sobre la que personas expresaron no intromisión, fueron tratadas de héroes.

  • También hoy casualmente me subía a un taxi y en un programa de radio, se escuchó a uno de esos locutores super yupis que se creen de la aristocracia, hablar de tres incidentes aislados que ocurrieron con colombianos en otros países del mundo y su conclusión final fue: "es que somos una plaga" y eso que son de lo más ilustrado de este país.

No se si los noticieros y períodicos son conscientes de que niños y adolescentes los ven, los oyen, los leen.

  • Para rematar mi hermana me contó que una amiga suya llegó llorando porque su hija adolescente, le escribió un mensaje que decía: "mami falsifiqué tu firma  para poder presentar el examen de biología", la mamá le reclamó y la chica le respondió, "bueno, pero ya lo hice y no na hay nada que hacer, además te estoy contando". La señora no sabía que hacer, estaba desconcertada, triste, impotente. Lo peor del caso, es que ya había ocurrido una situación similar y la mamá la regañó y habló con el colegio desmintiendo lo que la niña había dicho en ese entonces. Mi hermana le dijo: "Yo con ese primer escarmiento ya habría tenido". Pero bueno, obviamente esta niña está inundada de noticias descontextualizadas en la que los criminales salen libres por decir la verdad y nosotros dormidos no somos capaces de contextualizar el tema, porque bueno, tampoco entendemos por qué sucede esto.
Algo está pasando...

¡Si, está pasando! Que nos volvimos insensibles, está pasando que el fin justifica los medios, está pasando que no estamos siendo coherentes, está pasando que se nos olvidó que nosotros no somos la última generación. Delante de nosotros vienen más (hijos, sobrinos, nietos, etc) y ya que no nos dimos mañas para dejarle un mejor mundo a nuestros hijos, debemos intentar dejarle mejores hijos al mundo. Esto me recuerda algo que escribí sobre formar mejores hijos.

Cuál es el camino a seguir....Claro que hay camino... hay mucho por hacer.

Aunque el tema es un poco triste, la idea no es el pesimismo per se, no se trata de generar sentimientos de impotencia. Se trata de despertar, de entender que si no le damos importancia a la vida de un ser humano, no porque sea el chisme del momento,entonces  ¿Por qué tiene que importarle a los que vienen delante de nosotros los pingüinos de Alaska? Si aceptamos que somos una plaga, entonces ¿Cuál es la importancia de que un adolescente falsifique la firma de la mamá para presentar un examen, si a los asesinos y estafadores no les pasa nada por decir la verdad?

El punto acá es la coherencia, la sostenibilidad es una sola y en principio no tiene nada que ver con la tala de bosques, ni con el cambio climático o con la contaminación de los ríos. Esto es solo el producto de nuestra incoherencia mental. Y hoy más que nunca, las nuevas generaciones nos reclaman ser sostenibles en nuestras decisiones, en nuestras acciones, en nuestros valores, más allá de apagar el bombillo, más allá de cerrar el grifo. La sostenibilidad es una decisión. Acuérdense, hay que dejar mejores hijos...

Pero bueno, toda gran carrera empieza con el primer paso y muy probablemente no se puede llegar a la coherencia en el primer intento, hay que empezar con esas pequeñas acciones que parecen irrelevantes, con esas palabras que no parece importante mencionar o no mencionar. Porque antes de tener un planeta sostenible, es necesaria una humanidad sostenible........No al revés .




Read more...
Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en el último mes

Entradas populares

TÉRMINOS LEGALES

Creative Commons License
Humanidad Sostenible está bajo una licencia de Creative Commons.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP