Google
la Web Humanidad Sostenible

Guía para la identificación de aspectos e impactos ambientales

lunes, 23 de enero de 2012


En diferentes entradas hemos tratado el tema de las actividades, aspectos e impactos. Cómo asociarlos, cómo no asociarlos, cómo se identifican, por qué se confunden. Desde hace algún tiempo, he recibido correos solicitando información sobre cómo identificar adecuadamente los aspectos de una actividad y asociarlos adecuadamente a impactos. Por su parte, colegas me han solicitado mayor información al respecto.

Después de darle vueltas al asunto, y analizar mi aprendizaje sobre este tema, me di cuenta que los ejemplos aplicados son mucho mejores y además de permitir un mayor aprendizaje, son extrapolables a otros casos. Por esta razón he decidido crear una pequeña guía práctica para la identificación de aspectos e impactos ambientales.

El objetivo de esta guía será que independientemente de la metodología que un evaluador aplique, pueda de antemano tener identificados los principales aspectos ambientales asociados a la actividad evaluada y por consiguiente asociarlos de manera rápida e intuitiva a los potenciales impactos que estos puedan generar. 

En principio tenía en mente desarrollar la guía para los siguientes proyectos típicos:
  • Construcción de vías
  • Construcción de edificaciones
  • Minería
Estos son los proyectos en los que más he trabajado en los últimos años y lo que mis colegas principalmente me preguntan. No obstante lo anterior, es posible que existan otros proyectos de gran relevancia que requieran estar contemplados.

Por esta razón, he realizado una pequeña encuesta para saber qué otros proyectos consideran que requieren una guía para la identificación de impactos y aspectos ambientales. El objetivo es trabajar con 4 proyectos. Esta encuesta estará disponible hasta el 1 de marzo de 2012. A partir de la cual comenzará el refinamiento  y publicación de la guía

Haga click aquí para ir a la encuesta

Read more...

Análisis de la escala temporal de los residuos

Hace unos días comentaba en un foro sobre el tema de los residuos y explicaba técnicamente cuáles eran las causas de su generación, por qué aunque el tema del reciclaje se volvió un negocio peligroso, es necesario y cómo abordar su manejo desde una perspectiva personal adecuada.

Frente a esto alguien salió con un comentario que me pareció extraño (parafraseando): Porque tu sabes del tema, no significa que tenga que pedirte permiso para pensar, yo soy un libre pensador y puedo pensar como quiera. El comentario me dejó fría porque hasta el momento varias personas habían intervenido y bueno, era un espacio para crear.

Lo interesante de este episodio, fue que nadie más volvió a tocar el tema. Ahí me dí cuenta, lo fácil que es terminar una conversación cuando lo que a uno le dicen no le agrada. Esta persona bien hubiera podido retirarse y dejar que el tema siguiera o exponer sus argumentos por los cuales no estaba de acuerdo.  

Hoy entiendo lo difícil que es generar una estrategia de aprendizaje adecuada para todo tipo de personas y esto tiene que ver con las diferentes escalas de tiempo que una sociedad maneja.

1. Análisis de tiempos

En una sociedad existen los siguientes tiempos:
  • Tiempo social: es el tiempo que necesita la sociedad para encontrar soluciones a sus necesidades básicas insatifechas. Este tiempo es inmediato. las personas necesitan la solución a sus problemas ya.
  • Tiempo científico: Este es el tiempo que necesita la ciencia y la tecnología para desarrollar un sistema que puedas solucionar adecuadamente las necesidades de la población. Este es un tiempo de muy largo plazo, por que se basa en la prueba y el error y en la investigación de otros.
  • Tiempo político: el tiempo político es el que tarda el estado en encontrar la solución más adecuada para los problemas de su población, para esto se requiere estudiar la población, estudiar la tecnología y determinar que tan viable es implementarla.
Existen más clasificaciones pero estas son suficientes.

2. ¿Cómo se mueven los residuos a través de estos tiempos?

Como se puede evidenciar, todos estos tiempos son incompatibles y el problema de los residuos tiene dos enfoques importantes a escala temporal que hace más difícil la toma de decisiones:

Las únicas soluciones probadas a través del tiempo para su manejo son: relleno sanitario e incineración. Aunque cada una tiene sus contras, son las únicas que han demostrado con hechos que pueden asegurar la disposición de residuos de grandes urbes. Hay muchas otras iniciativas, que son buenas a pequeñas escalas, pero cuando se dimensionan a grandes ciudades, son un fracaso.

El segundo problema importante son las características de los residuos que generamos:

A principios del siglo pasado casi todos los residuos eran orgánicos, una característica conocida para nosotros y para el ambiente. Aunque por esa época ya existía el plástico, este solo se usaba para elementos duraderos como los teléfonos (por esa época, no se conocía la palabra desechable), por allá por los años 30 se creó el polipropileno y por los años 50 se popularizaron las bolsas plásticas. Hasta ese momento no se veía la forma exponencial en la que estos residuos se generarían, y fue solo hasta los años 70 que empezaron a sentirse las consecuencias de los plásticos, pero aún así no eramos conscientes de lo que se venía encima, y fue solo hasta mediados de los 90 que comenzamos a tomar cartas en el asunto.

Acostumbrados a solo generar residuos orgánicos cuya descomposición total no tarda más de 2 meses (bajo condiciones de humedad y temperatura adecuadas) ahora debemos lidiar con residuos que tardan 400 años en descomponerse).

Pero no contentos con esto, ahora estamos generando residuos tecnológicos que tienen lítio, mercurio y palabras raras como hexafloruro de azufre, que es tan contaminante como extraño. Entonces aún sin solucionar el problema del plástico, le agregamos otros, cuya única solución costo efectiva es la encapsulación en concreto y la recuperación de algunos metales como el cobre.

Lo anterior significa que estos residuos son muy nuevos para la ciencia, que se tardó como 100 años para crearlos y todavía le falta otros 50 para entenderlos y 50 más para dar soluciones concretas.

¿Entonces que nos queda?

Ya entendiendo superficialmente el problema y analizado un poco sus orígenes (aunque esto es solo la punta del iceberg), podemos encausar su soluciones. Y acá encontramos un cuarto tiempo, el tiempo personal. Este es el tiempo que tarda una persona en entender un proceso, asimilarlo y llevarlo a la práctica para generar un bien común. Este tiempo es el más difícil de estimar, debido a las particularidades de cada persona, sus tendencias, su forma de pensar, etc. 

Acá entran cuestiones de ¿Qué es lo correcto? De ¿Si lo que es correcto para tí, no lo es para mí? De, que yo hago lo que quiero cuando quiero. De, yo no pienso como los demás, y otras disertaciones que no se pueden juzgar a escala individual, pero que permiten evidenciar que el camino hacia una conciencia colectiva sobre el bienestar de la humanidad está bastante lejano.

Sin embargo, cada palabra, cada experiencia, cada enseñanza es una lucecita, que ilumina momentaneamente el camino correcto hacia una humanidad sostenible.


-----
Este artículo como muchos de los escritos que encontrará en este blog hacen parte de mi experiencia y mi aprendizaje personales. Yo transmito lo poco que se y agradezco a quienes lean y crean que esta información es importante y digna de transmitir, lo hagan citando la fuente. Más allá del ego, una humanidad sostenible también significa el respeto y reconocimiento por el saber del otro.  
------

Read more...
Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en el último mes

Entradas populares

TÉRMINOS LEGALES

Creative Commons License
Humanidad Sostenible está bajo una licencia de Creative Commons.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP