Google
la Web Humanidad Sostenible

Iniciando un programa de sostenibilidad empresarial. Conceptos básicos

viernes, 10 de junio de 2011

Es innegable que la nueva tendencia de consumo es el cuidado del ambiente, las personas quieren cosas más ecológicas, más sostenibles, y aunque se habla mucho del tema, aunque la televisión pasa muchos documentales, aunque hay muchas campañas, la verdad es que aún no sabemos muy bien que es sostenible, pero si un empresario ve  que la competencia utiliza la palabra sostenibilidad y vende, entonces él piensa “yo también voy a utilizar esta palabra porque me sacan del mercado”. 

Y entonces comienza una pelea de conceptos y logos alusivos al ambiente, luchando por atraer más clientes, estos últimos  ingenuamente creen lo que dice la empresa, sin indagar más allá, tal como le pasó a mi amiga del post reciclable o reciclado . Sin embargo, ella en ese momento tampoco contaba con los elementos de juicio necesarios para identificar una real estrategia ambiental.

Las cosas no son tan difíciles pero tampoco tan simples. Si para que una empresa logre la sostenibilidad ambiental debe dejar de ser competitiva puede ser por una de dos causas: o no se está asesorando o se está asesorando mal. Hoy quiero compartir con ustedes algunas conclusiones que he extractado sobre este tema en conversaciones con empresarios, amigos y colegas.

1. No se empieza comprando cosas o cambiando equipos

Generalmente cuando le comento a una empresa  que puede iniciar un programa de sostenibilidad, inmediatamente me dicen que no porque es muy caro, porque hay invertir mucho. Cuando me dicen seo yo les pregunto: ¿invertir en qué?, ¿comprar qué? Ellos me contestan "yo no sé pero seguramente usted me va a pedir que cambie cosas y que compre cosas".

Esto es un mito. Claro que se pueden cambiar muchas cosas, se puede adquirir tecnología de punta, pero todo esto sin gestión y sin sentido común es una pérdida de dinero. Hay mucho que se puede hacer para iniciar un programa de sostenibilidad  y no se empieza comprando cosas. Si usted en su empresa considera que debe comprar cosas o cambiar procesos para iniciar un programa de sostenibilidad está equivocado. Y aquí viene el segundo punto.

2. Si no lo puedes medir, no lo puedes cambiar

En la entrada Cómo construir un sistema útil de indicadores y no morir en el intento, explico cómo una empresa puede iniciar el manejo de la información ambiental de su negocio con sus propios recursos, de una manera ágil legible y concreta.

En este sentido, es necesario aclarar que si una empresa quiere ser sostenible, debe empezar a medirse, si esto no sucede es difícil, por no decir imposible alcanzar algún nivel de sostenibilidad y no se deje confundir, si bien es cierto, que las normas de calidad como ISO 14000 o EMAS pueden ayudar, usted puede iniciar por un sistema  Ad hoc, que se ajuste a sus necesidades y sea fácilmente replicable por todos los niveles organizacionales de su empresa.

3. No se puede solo

Otro de los paradigamas que no permiten a las empresas  iniciar programas de sostenibilidad es considerar que no necesitan de otras personas o empresas. Muchas veces cuando le comento a empresarios que pueden iniciar manejo ambiental de su empresa, por medio de alianzas estratégicas con otras empresas e instituciones, las respuestas  más comunes son “esa no es mi línea de acción”, “mi negocio no es ese”, “si me pongo a cuidar el ambiente descuido mi empresa”. Realmente se necesita de otros, claro que hay que saber qué otros se necesitan y para qué. Por eso es tan importante medir, recopilar datos y convertirla en información concreta que le permita tomar la opción más acertada a la hora de realizar alianzas estratégicas en materia ambiental (punto 2)

4. Es necesario evidenciar que se es sostenible

El que la comunidad sepa que se está responsabilizando de cómo maneja por ejemplo,  sus residuos, generará un impacto grande a nivel sicológico y recordación de marca. No solo es necesario que los materiales que usted utiliza sean reciclables, recíclelos y será una empresa que será recordada por decir lo que piensa y hacer lo que dice. 

A este respecto,  estoy asesorando una empresa cuyo gerente me comentó que quiere manejar adecuadamente los residuos que genera,  porque quiere mostrarle al público que su empresa es sostenible. Yo empecé a pensar como recopilar información para iniciar un reporte de sostenibilidad anual en el que pudiera mostrar a su casa matriz, clientes y  proveedores cómo avanza en el manejo de residuos, de esta manera, podría generar más confianza y mayores clientes. Y entonces él me dijo, “no yo no quiero ir tan lejos todavía, yo quiero liderar el manejo de residuos de mi cuadra, enseñarle a la señora de la panadería de al lado que puede manejar mejor sus residuos, mostrarle a los niños del colegio del barrio cómo manejo mis residuos, enseñarles a los de las empresas vecinas cómo pueden manejar sus residuos. Pero para eso debo empezar yo”.

Esto me conmovió mucho y me llenó de satisfacción. acá viene el último punto que quiero compartir.

5. Inicie con metas pequeñas

No inicie con metas muy altas, si las tiene, planifique los pasos previos que debe dar para llegar a donde quiere.  Si no se nace con alas, hay que empezar caminando. Las primeras metas que uno debe proponerse, son aquellas en que se pueden cumplir con los propios recursos. Esto implica que el único responsable de su cumplimiento es uno mismo. Son las metas más sencillas, pero las más difíciles. Entonces si se pone un objetivo que usted puede cumplir con sus recursos, inicie otro y otro, de esta manera, cuando todas las metas que usted podía cumplir con sus recursos sean alcanzadas, ya está preparado para metas más grandes que involucren recursos de otros (punto 1).

Read more...
Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en el último mes

Entradas populares

TÉRMINOS LEGALES

Creative Commons License
Humanidad Sostenible está bajo una licencia de Creative Commons.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP