Buscar en Humanidad sostenible

¿La huella ambiental en la evolución de las evaluaciones ambientales?

martes, 5 de abril de 2011

Es importante tener en cuenta que las evaluaciones ambientales como están diseñadas hoy en día no son parámetricas y por lo tanto no son comparables entre sí, además que el sesgo de subjetividad es bastante grande. Cada evaluador o entidad ambiental tiene metoldologías diferentes para analizar impactos ambientales. La presentación y diseño de informes y reportes también son muy diferentes entre sí y no existe un control suficiente para garantizar la calidad de la información.

Algunos países como Colombia han iniciado su camino hacia el reporte parámetrico de información ambiental a través de formatos preestablecidos de obligatorio cumplimiento llamados ICAs Informes de cumplimiento ambiental. Este es un gran avance que permite establecer el estado del arte del impacto ambiental generado por los diferentes sectores industriales y permiten su agregación por industria, recurso, magnitud, etc. Pese a este gran paso, aún no hay una estrategia clara que permita la consolidación de la información de manera segura y confiable, además que su interpretación solo es aplicable dentro de las fronteras legislativas de Colombia.

Por su parte, la huella ambiental,  está diseñada hoy en día solo como instrumento informativo y de sensibilización. Pero antes de continuar, es necesario aclarar que la huella ambiental en realidad es una familia de huellas que se compone de:
  • Huella hídrica
  • Huella de carbono
  • Huella de residuos
  • Huella ecológica
  • Huella social 
  • Huella cultural

De estas, la huella de carbono es la que más se ha investigado y trabajado, orientada hacia la restricción y limitación normativa. Sin embargo, no hay que perder el enfoque y es necesario tener en cuenta que la huella de carbono es solo una de las huellas que componen la huella ambiental.

Los indicadores de esta familia de huellas generan un supraindicador de sostenibilidad ambiental y social, y puede ser uno de los precursores de la evolución de las actuales metodologías de evaluación ambiental. Lo anterior permitiría gestionar más fácilmente los impactos generados y sobre todo, evidenciaría realmente si las acciones están encaminadas hacia la protección y gestión sostenible de los recursos.

Esto reduciría en gran medida la complejidad legislativa existente (y por consiguiente los vacíos que permiten su incumplimiento) ya que si la Huella Ambiental estuviera en su estado de madurez adecuado para ser parte de la normatividad ambiental, los requerimientos y exigencias se expondrían en términos de áreas o %, por ejemplo: La industria X debe reducir su huella ambiental en un Y% para el año ZZZZ. El cómo lo haga ya no es relevante, porque todas las acciones que realice deben demostrar que aportan a la disminución en toda la familia de la huella y que por dar solución a un problema, no está generando otro. De esta manera, tanto la evaluación como la aplicación son más  seguras y fácilmente de comparar con industrias de otros países y continente y a su vez evidenciar tendencias y análisis de resultado para las diferentes medidas de gestión aplicadas.

No obstante, es mucho lo que todavía le falta recorrer a este concepto. Aún se están generando los indicadores y los factores de conversión adecuados. Todavía hay vacíos de concepto y aspectos que no se sabe con certeza como evaluar mediante la huella, pero el avance ha sido grande, hay muchos expertos y científicos involucrados en el tema, adelantando investigaciones y generando conocimiento, que nos llevan por el camino correcto por medio del cual en el mediano y largo plazo logremos tener una herramienta de análisis global aplicada a esacala local.

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en el último mes

Entradas populares

TÉRMINOS LEGALES

Creative Commons License
Humanidad Sostenible está bajo una licencia de Creative Commons.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP