Google
la Web Humanidad Sostenible

¿Algún producto relacionado con las renovables que pueda ser "comercializable" en latinoamérica?

miércoles, 22 de junio de 2011

En la entrada pasada les comentaba sobre una pregunta  realizada en un grupo de discusión: Qué se puede hacer a nivel "municipal" relacionado con las energías renovables? . Hace algunos días surgió la siguiente pregunta en este mismo grupo

"Alguien conoce de algún producto relacionado con las renovables que pueda ser "comercializable" en latinoamérica? alguna experiencia para compartir? monto de inversión?"

Esta pregunta me pareció muy interesante y creo que su respuesta debe darse en un contexto más elaborado y deben tenerse en cuenta ciertos aspectos que poco se analizan cuando se trata de energías alternativas o productos ecológicos. 

1. Diferenciando un pasatiempo personal de un proyecto que involucra el bienestar de otras personas

Cuando se habla de energías renovables y su aplicación, se tiende a pensar más con el idealismo que con la razón. Idealismo que puede llevar a una persona o municipio a invertir en proyectos inviables o (lo más común) a permitir que personas o entidades inescrupulosas se aprovechen de ese idealismo promoviendo o vendiendo equipos y tecnología sin real valor agregado. Otras veces se analizan tecnologías que funcionan a pequeñas escalas o bajo ciertas condiciones climáticas u organizativas que el país o ciudad a implementar no cumplen.

Una cosa es  instalar un sistema de energía solar en una casa, como hobbie, por experimentar, para probar. Si la cosa no funciona porque el brillo solar del lugar donde está la casa no supera las 4 horas diarias, no hay problema, se logró satisfacer el espíritu investigativo, se  perdió algo dinero, pero se puede continuar con la vida normal, porque se tiene la energía tradicional a la mano. Otra cosa es que se quiera invertir bajo esas mismas condiciones con más de 10 familias. Entonces es necesario analizar con más profundidad.

2. ¿Qué son las energías renovables?

Aparentemente esta respuesta es sencilla y cualquiera podría dar una de las tantas respuestas técnicas   que existen en la web o en libros especializados. Y esta definición está bien desde un punto de vista académico, sin embargo, si se pretende abordar el tema desde un enfoque municipal o de ciudad, en el cual se quiere implementar una u otra tecnología para el uso de energías alternativas, es necesario tener en cuenta que existen definiciones más allá del enfoque meramente técnico:

Desde un enfoque social ----> servicio público

 El suministro de energía eléctrica municipal es un servicio público, como el suministro de agua, la recolección de residuos, el servicio de alcantarillado y en algunos países uno de los indicadores que se emplea para medir el nivel de Necesidades Básicas Insatisfechas  NBI .

Lo anterior significa que las fuentes renovables deberían suministrar energía eléctrica a la población de manera  permanente y eficiente para que pueda llevar a cabo sus actividades cotidianas (domésticas e industriales) por largos períodos de tiempo.

Desde un enfoque social, el promotor de una  fuente de energía alternativa debería responder a la siguiente pregunta: ¿puede abastecer a un municipio de más de 100.000 habitantes junto con las iglesias, centros comerciales, colegios, universidades e industrias que ésta tenga de manera permanente durante más de 50 años?


Enfoque Financero: la fuente debe ser rentable

Uno de los indicadores para determinar que un producto es viable financieramente es cuando el beneficio obtenido es mayor que la inversión a esto se le denomina ROI (Return of Investment  ó retorno de inversión). En el sector energético este indicador se denomina Tasa de Retorno Energético TRE  (EROEI siglas en inglés de Energy Return Of Energy Invested) que se calcula dividendo la energía que es capaz de producir una fuente (fósil, eólica, hídrica, etc) sobre la energía que és necesario invertir para explotar éste recurso energético. Según algunos autores  estos son los TRE genéricos  de las principales fuentes energéticas

  • Petróleo: Hasta 1940=>100, hasta 1970=23, hoy=8. Esto significa que cada vez es más difícil conseguir petróleo y ser requiere perforar más lejos y más profundo (peak oil o pico de Hubert). Este tema todavía tiene mucha discusión y algunos autores refieren que la TRE del petróleo hoy está alrededor de 50
  • Carbón: Hasta 1950=80, hasta 1970=30
  • Biomasa: 3 – 27 algunos autores no le dan más de 5
  • Hidroeléctrica: 11,2 – 250 algunos autores no le dan más de 11
  • Eólica ente 5 y 80 algunos autores no le dan más de 20
  • Geotérmica: 1,9 – 13
  • Solar: con colectores= 1,6 – 1,9, térmica 4,2, fotovoltáica  1,7 – 20 algunos autores no le dan más de 9
  • Etanol: 0,8 – 1,8 (dependiendo  si es de caña de azúcar, maíz o residuos del maíz) después del boom que hicieron no parece mucho.
  • Metanol de madera: 2,6


Desde un enfoque financiero, el promotor de una  fuente de energía alternativa debería responder a la siguiente pregunta: ¿hay estudios específicos  para dicha fuente que permitan establecer que su TRE es mayor a 20 y que no va a disminuir en los próximos 50 años?

Enfoque económico: ($/kwh)

Es necesario conocer el  costo de una hora de electricidad ($/kwh) de la fuente analizada. Más o menos el comportamiento de las energías alternativas es el siguiente:

  • Pequeñas hidroeléctricas: 8 – 13 USD/kwh
  • Energía solar (páneles):  18 – 40 USD/kwh
  • Biomasa: 8 – 12 USD/kwh
  • Eólica: 6 – 9 USD/kwh
  • Grandes hidroeléctricas, gas natural y carbón: 2 – 5 USD/kwh


La pregunta a responder desde este enfoque sería: ¿la tecnología que se quiere promover tiene menores costos de producción que las energías tradicionales?.

Enfoque ambiental

La fuente debe ser ambientalmente sostenible. Muchas de las energías que llamamos renovables tienen sus contras ecológicas y podría ser peor el remedio que la enfermedad. Veamos:

  • Energía solar: los paneles se hacen con silicio, un compuesto más o menos abundante, pero su procesamiento para convertirlo en panel es costoso, además que su duración es de menos de 10 años.  pero es poco eficiente porque éstos duran entre 5 y 10 años, entonces, realmente no es tan renovable.
  • Energía eólica:  a gran escala no se sabe cómo afectará las regímenes de vientos ni como altere las rutas de aves migratorias. Uno de los lados oscuros de esta tecnología que no ha salido a la luz pública es la cantidad de aves que se estrellan contra las aspas y mueren. Otro aspecto fundamental son los regímenes de agua  y los molinos literalmente licúan las nubes (algunos molinos de viento tienen doble propósito obtener energía y agua), así que no se sabe cómo afectaría al clima el uso masivo de esta tecnología.


Desde un enfoque ambiental, el promotor de una  fuente de energía alternativa debería responder a la siguiente pregunta: ¿los impactos ambientales que la fuente puede causar son menores que los de las energías tradicionales, no son acumulativos en el tiempo y no conllevan a los mal llamados desastres naturales en los próximos 50 años?


Desde un enfoque climatológico

la condiciones climatológicas deben ser adecuadas para que la tecnología funcione. 

La pregunta acá sería ¿el promotor  sabe los requerimientos climatológicos y ambientales de la tecnología requiere y está seguro de que la zona cumple con estos requerimientos?


Desde un enfoque de mercado: debe existir un nicho de mercado interesante. 

Si se quiere incursionar con una nueva fuente de energía debería conocerse cuál es la dinámica del mercado energético de una nación o localidad, este es el inicio de un estudio de mercado. Cada país e incluso cada localidad en un mismo país es muy diferente, algunas localidades manejan fuertes vientos, otras radiaciones altas, otras desafortunadamente no tienen condiciones adecuadas para ninguna de las energías alternativas más comerciales.

Desde el enfoque de mercado la pregunta a responder es: ¿se realizaron los estudios de mercado necesarios para saber que la tecnología puede incursionar en un país o municipio? 

3. ¿Cómo se integra todo?

Con esta información el sector político analiza, estudia y determina si es viable iniciar un programa de energías alternativas en un país, analiza condiciones climáticas, precios, características de la matriz energética potencialidad, etc y con esta información decide. Si se se dan cuenta, es mucha información la que se debe analizar para estar seguros de que se puede invertir en un proyecto energético no convencional sin sacrificar el bienestar de la población y el progreso industrial y empresarial. No es una tarea fácil.

4. Respuesta a la pregunta inicial

O más bien la reformulación de la pregunta sería:

¿Alguien conoce algún producto relacionado con las renovables que sea capaz de suministrar energía 24 horas al día de manera constante durante 50 años con una TRE mayor a 20 que no disminuya, los costos de producción sean menores a 5 usd/kw/h, que no tenga problemas de funcionamiento en ninguna época del año y que no cause impactos ambientales acumulativos mayores y/o diferentes a los que genera actualmente el sector energético?

El que responda SI a esta pregunta, es literalmente el dueño del mundo

5. Parece un poco pesimista, pero no lo es tanto

Aunque puedo parecer aguafiestas y pesimista, es necesario entender que ninguna, repito, ninguna y vuelvo a repetir, ninguna de las energías alternativas actuales son la solución al problema energético que enfrentará la humanidad. La solución parte de la “simbiosis” y desarrollo de diferentes tecnologías. Mi objetivo, con esta entrada es mostrar al lector que no hay que dejarse llevar por la emoción y los buenos deseos, hay que saber qué podemos adquirir, qué podemos ofrecer. 

No solo basta una fuente de energía comercial, también debe ser rentable, debe ser segura, debe ser constante, debe ser financieramente viable.

Cuando se realizaron los primeros estudios sobre el asbesto  se concluía que  podría ser perjudicial para la salud. Las grandes multinacionales pagaron por estudios que dijeran lo contrario y detuvieron las investigaciones que se estaban haciendo. Pero se requirieron mas de 50 años y millones de muertos para demostrar que el asbesto en polvo  causa cáncer. La Organización Mundial de la Salud en el 2010 registró 107 000 muertes anuales por cáncer de pulmón relacionado con el asbesto, mesotelioma y asbestosis. 

Esto no nos puede volver a pasar. Se hacen necesarios  estudios completos de las energías alternativas (y de lo “ecológico” en general), con números, con datos, con proyecciones. Pero para esto se necesitan consumidores con poder de decisión, con capacidad para analizar  y sopesar la información que se les presenta. Por esto son buenos los estudios piloto, los prototipos y analizar las experiencias, tanto las buenas como las no tan buenas. 

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en el último mes

Entradas populares

TÉRMINOS LEGALES

Creative Commons License
Humanidad Sostenible está bajo una licencia de Creative Commons.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP