Buscar en Humanidad sostenible

¿Por qué una guía para la identificación de aspectos e impactos ambientales?

jueves, 12 de abril de 2012

"Cada ciencia tiene su curva natural de desarrollo.
Al principio arrastra un lastre de creencias precientíficas
y plantea mal los problemas: el progreso es lento.
...Luego, a medida que se consigue una visión interior acertada,
primera en una subsección, después en otra,
el progreso se vuelve más rápido. Los diversos campos empiezan
a ponerse incandescentes y se iluminan unos a otros"

G.R Taylor
---------

A manera de introducción

Hace algún tiempo me di cuenta de la importancia de asociar adecuadamente los aspectos a los impactos ambientales, en las Evaluaciones de Impacto Ambiental EvIA. He revisado varios estudios y noto que el tema se trata de manera muy laxa. Cuando empecé a concentrarme en este tema dentro de las evaluaciones ambientales que realizo, comprendí y a aprecié la importancia de los aspectos ambientales en un estudio, no como requisito o como relleno, sino como una herramienta real para la toma de decisiones.

Un poco de retrospectiva

Antes de iniciar este proceso (hace unos 8 años más o menos), estaba muy interesada en crear una metodología distinta para evaluar impactos ambientales, menos lineal, más dinámica y más acorde a la realidad. Entonces hice un inventario de todas las metodologías de evaluación que normalmente manejo en mis evaluaciones y me di cuenta que tenía más de 15, unas eran variaciones de una misma metodología, otras tenían muchos parametros, otras se basaban en probabilidades, otras se basaban indicadores, etc.

Al intentar unificar una metodología, me di cuenta que no podía, porque la mayoría de los clientes para los que trabajo (industrias y consultoras), tienen sus propias metodologías y no podía de buenas a primeras imponer una metodología específica, por más buena que fuera, porque como decimos en Colombia, "cada cual mata sus pulgas a su manera". Entonces empecé a analizar estas metodologías, para ver si realmente necesitaban ser cambiadas y me di cuenta que con casi todas se llegaba a un resultado similar y no tan alejado de la realidad. Aún así, los resultados realmente no permitían tomar decisiones estratégias.

En este punto llegué a una conclusión que no me esperaba: aún si tuivera la metodología más exacta del mundo, esta no me serviría de nada, si seguía identificando los impactos de la manera en que se hace actualmente. Entendí que la solución no debía partir partir con la metodología de evaluar impactos (I), sino el proceso para identificar cómo éstos interactúan con los aspectos ambientales (As) y su correcta asociación con las actividades (Ac) de un proyoecto, obra o actividad

Cómo empezó la idea

En ese proceso, empecé a "jugar" con listados de excel, tablas dinámicas, pequeñas bases de datos. Alimentándolas con mi experiencia, con experiencias de otros y comencé a entender que no es tan fácil y que se necesita un pensamiento muy estructurado, para que tanto I, As y Ac se relacionaran adecuadamente.

Cuando ya incorporé esta estructura dentro de mis análisis,  las frases a las que me enfrentaban eran pero "por qué tantas vueltas", "solo califique los impactos y ya", "si eso no es tan complicado", "eso qué significa", "eso no sirve de nada". 

Ahí llegué a un gran choque con la realidad. yo sabía que podía funcionar, todavía le faltaban detalles, pero sabía que estaba en el camino correcto, mi gran dificultad era que no sabía como explicarlo, en mi cabeza lo entendía, las relaciones I-As-Ac, fluían, se iluminaban y comencé a entender la lógica de estas relaciones, pero las palabras no fluían. No sabía como explicar, ni siquiera como describir el funcionamiento

Empecé con unas bases de datos (muy complejas por cierto) que daban cuenta de lo que podía llegar a ser. Yo me sentía muy orgullosa de la herramienta, pero cuando trataba de explicarla, todos hacían caras de "por Dios, pero que es esta barbaridad". Las empecé a socializar con los diferentes expertos que  interactuarían con ellas y quedaron asustados, pero yo les decía que la idea era que ellos no tenían que interactuar con la matriz, solo identificar los I-As-Ac, que del resto me encargaba yo.

Así fue y empezaron a surgir los primeros errores, los primeros vacíos. y en ese momento empecé a entender, más a fondo por qué surgían y cómo subsanarlos. Y entonces me vi enfrentada a una "realidad incómoda". La empresa con la que tenía la mayoría de mis contratos hacía muchas evaluaciones ambientales al mismo tiempo y no había espacio para la discusión, para el aseguramiento de los resultados, para integrar los temas. Una vez me vi haciendo tres evaluaciones al mismo tiempo y era coordinadora de dos. Entonces para no quedar mal, tenía que volver a las viejas metodologías para cumplir simplemente con un requisito.

En este punto, tuve que tomar una decisión importante, si quería realmente desarrollar esta idea no podía seguir allí. Por el afán, tenía que seguir cometiendo los mismos errores. No hay nada más doloroso que hacer las cosas como uno sabe que no se deben hacer, queriendo hacerlas mejor, pero no tener más opción. Entonces con mi idea más avanzada, comencé con otros proyectos más mesurados, con más interacción entre todos los expertos involucrados, de los que aprendí muchas cosas y empecé a depurar conceptos y entender por qué surgían y cómo arreglar errores y vacíos.

Entonces cuando encontré la forma de generar un modelo que permitiera asociar I-Ac-As, me di cuenta que se podía adaptar a cualquier metodología que uno tuviera (es lo que hago actualmente). Es más en un proyecto que realicé hace unos meses, la sola identificación permitió al cliente detectar un vacío en un tema en el que no había caído en cuenta, sin necesidad de una valoración subjetiva y permitó la elección de una medida ambiental adecuada.

La evolución del tema

No obstante todo lo anterior, yo seguía sin saber explicar cómo era que funcionaba la cosa, fue bastante complejo explicar a los diferentes expertos involucrados en la evaluación, qué no era un impacto, qué no era un aspecto, que para justificar la existencia de un impacto se debe tener una asociación adecuada entre las variables As y Ac, que no es lo mismo un impacto que la manifestación del mismo. Por su parte, entre las inquietudes que las personas han manifestado en la encuesta sobre a qué proyectos quisiera identificar impactos y aspectos, está la siguiente:

"...tener en cuena que la identificación por si sola no es util si no va acompañada de una criterio de valoración..."

Hoy puedo decir que la "identificación por si sola" es todo un proceso, sin tener claro ésto, la valoración no sirve de nada.

Pero entonces se empezaron a ver resultados, empecé a entender donde estaban las redundancias y hacer la  metodología un poco más amigable. Nos dimos cuenta que justificar los impactos era mucho más facil, que los diferentes expertos, no eran más los títeres de unos números y que la metodología de evaluación se ajustaba a los criterios técnicos y no al revés. Al tener más claridad sobre el tema, algunos compañeros me han solicitado que les explique como manejar la interacción Ac-As-I. Por esta razón, es que hay en el blog, entradas alusivas al tema.

Un día le conté a un amigo la evolución del tema y le dije un poco triste, que no había avanzado mucho y que todavía el tema se veía enredado y entonces el me respondió: "El tema se ve muy interesante.¿no te parece que es mucho avance que después de casi tres años, por fín entiendo lo que quieres decir?"

Y entonces me propuso que creara una guía para mí, para enfocar adecuadamente mis ideas y que si lo veía adecuado poder compartirla con personas que tuvieran estas mismas inquietudes y darles acceso a ese conocimiento.

Y entonces...¿Cuál es el propósito de la guía para la identificación de aspectos e impactos ambientales?

Bueno, la guía tiene el objetivo principal de desarrollar un pensamiento estructurado, sobre el tema y familiarizar al lector con la manera adecuada de realizar una buena identificación de impactos para que pueda ingresarlas a cualquier tipo de evaluación.

Así mismo, se tendrán 4 ejemplos tipo de identificación de impactos que permita al lector entender en proyectos conocidos cual es la interacción Ac-I-As, de tal manera que puedan ampliar la  identificación de impactos para sus propios proyectos.

Para finalizar

Bueno, la verdad, el propósito inicial de este post, era simplemente justificar un poco la razón de la guía, pero se convirtió más en una catársis sobre mi experiencia, en realidad, no era lo que buscaba, pero el guión se fue desarrollando de esta manera. Gracias si llegó hasta este punto.



Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en el último mes

Entradas populares

TÉRMINOS LEGALES

Creative Commons License
Humanidad Sostenible está bajo una licencia de Creative Commons.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP